Cargando contenido

Tanto animales como los campesinos de la zona se han tenido que enfrentar a un panorama preocupante.

Habitantes de la vereda La Fortuna, sector rural de Barrancabermeja (Santander), denunciaron que se mantienen las afectaciones por el derrame de crudo que afectó el caño La Lizama y que pese a que han recibido una atención por parte de Ecopetrol, esta no ha sido suficiente para superar la emergencia.

Leonardo Suárez, coordinador de la Junta de Acción Comunal del sector de La Lizama Alta, dijo en entrevista con RCN Radio que tanto animales como los campesinos de la zona se han tenido que enfrentar a un panorama preocupante por cuenta de las manchas de petróleo, ya que no tienen agua potable.

“Estamos hablando de vacas, peces, caballos y otros animales que están tomando este agua contaminada, incluso la misma comunidad ha tenido que recurrir a ella y están enfermos (...) nadie nos dice de dónde se originó este problema, sencillamente nos afecta y ya”, dijo Suárez.

Este líder comunal reconoció que Ecopetrol ya hizo presencia en el lugar de los hechos, pero criticó a los gobiernos municipales y departamentales, por no hace presencia, pese a la gravedad de las afectaciones que enfrentan estos campesinos de Santander.

“Lo otro que hemos visto es que Ecopetrol no sabe qué es lo qué está pasando, tampoco pueden decir que está controlada esta emergencia porque sencillamente seguimos con un mal que demorará por lo menos 10 o 15 años en recuperarse”, dijo Leonardo Suárez.

Según esta comunidad, la mancha de crudo tiene unos 20 centímetros de espesor y por lo menos 10 kilómetros de longitud. El caño la Lizama une a Barrancabermeja con San Vicente de Chucurí, por lo cual, en ambas zonas de los municipios se ha sentido el impacto de la contaminación, al tiempo que el derrame que se produjo en días pasados en este pozo, se ha extendido a otros cuerpos hídricos, como el río Sogamoso.


 

Audio

0:27 5:25

Encuentre más contenidos

Fin del contenido