Cargando contenido

Se trata de pacientes que enfrentan otras patologías diferentes al Covid-19.

Se incrementan casos de Covid-19 en Norte de Santander
Foto de Archivo

La capacidad hospitalaria para Norte de Santander, de la camas de las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI) llegó al 75% de ocupación, ante el ingreso de pacientes con patologías diferentes al Covid-19, como accidentes cerebro vasculares, traumas craneoencefálicos e infartos, entre otros.

Carlos Martínez, director del Instituto Departamental de Salud, indicó a RCN Radio que "los hospitales de Norte de Santander cuentan con 134 camas de Unidades de Cuidado Intensivo en el Hospital Universitario Erasmo Meoz, ESE Hospital Emiro Quintero Cañizares y la red privada de Cúcuta".

Le puede interesar: Roban otro vehículo de la Unidad Nacional de Protección en el Catatumbo

Según el reporte epidemiológico del Instituto Departamental de Salud (IDS), solo tres de los cinco pacientes con la COVID-19 permanecen en las UCI, los otros dos fueron trasladados a la ciudad de Bucaramanga.

Martínez dijo que el IDS, a través del área de vigilancia y control, realiza una auditoría para conocer el porqué de la ocupación de las camas de UCI, tanto en la red pública como en la privada, con lo que se busca garantizar la atención a pacientes que requieran cuidados intensivos. 

El equipo de investigaciones presentará un informe detallado de la ocupación de las UCI, sobre qué pacientes están allí y por qué patologías.

Así mismo, el funcionario dijo que se trabaja en conjunto con el Ministerio de Salud, en la expansión de camas UCI, en un número de 290, “que va a ser la necesidad para la COVID-19, teniendo en cuenta el comportamiento de la enfermedad en Norte de Santander, de las cuales 240 van a expandir la red pública, y 50 en la red privada.

Lea además: Alcaldesa de Tibú (Norte de Santander) dio positivo para coronavirus

El director del IDS manifestó que, de la misma manera, para cuidados intermedios la red pública ha propuesto una expansión de 56 camas, y la red privada de 12. Mientras que para hospitalización, la red pública propuso una expansión de 128 camas y la red privada de 30.

Según Martínez, otros operadores independientes tendrán la oportunidad de presentar propuestas para camas UCI, como es el caso de la clínica Medinorte, que trabaja en las antiguas instalaciones del Seguro Social, en donde se tienen proyectadas 33 camas para atender la COVID-19.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido