El paro provocó cierres de establecimientos y deja al pueblo Barí en confinamiento.

Paro armado en el Catatumbo
Paro armado en el Catatumbo
Foto: Cortesía

Las recientes amenazas declaradas por parte del EPL en el Catatumbo, Norte de Santander, ha dejado hasta el momento un número indeterminado de establecimientos comerciales cerrados, cerca de cuatro mil menores sin clases y el pueblo Barí en declaración de confinamiento, según lo confirmó la ONU en una serie de trinos.

Naciones Unidas también mostró su preocupación porque las IPS de las regiones como Hacarí y San Calixto, tampoco están prestando sus respectivos servicios.

En uno de sus trinos, la Organización confirmó que el pueblo de Barí declaró el confinamiento y prácticamente no respetarán las amenazas declarado por ese peligroso grupo criminal que delinque en buena parte del departamento de Norte de Santander.

El comunicado asegura que "en respuesta a los comunicados emitidos por el ELN y el EPL; especialmente el divulgado el día 14 de Abril, Acerca del llamado o de la advertencia a las comunidades del Catatumbo a refugiarse en las cabeceras municipales..... “la invitación es para la población civil mantenerse fuera, en las veredas donde se produzcan o crean que se pueden producir enfrentamientos, resguardar sus vidas y si se quedan lo entenderemos como un acto de guerra y de complicidad con el enemigo".

El texto asevera en sus puntos tres y cuatro que "haremos el ejercicio del control territorial y nos movilizaremos libremente dentro y  fuera de nuestro territorio y que si este conflicto permanece, ante los comunicados emitidos por el EPL y el ELN, el pueblo Bari, entraría en situación de confinamiento dentro de las comunidades".

Este es el comunicado completo 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido