Cargando contenido

Foto RCN Radio Cúcuta



La ex mandataria de Cúcuta María Eugenia Riascos, quien se desempeñó hasta ayer como secretaria de la mujer del departamento, y el ex secretario de Hacienda del municipio, Martín Ricardo Rincón,  son objeto de ordenes de captura por el pago de millonarios reajustes pensionales a jubilados del municipio.

Según el fallo del Juzgado Quinto Penal del Circuito, son culpables por los delitos de prevaricato por acción y peculado en beneficio de terceros, pero solamente hasta el mes de enero del año entrante, se realizará la audiencia para leerlo y precisar el tiempo de la condena.

El abogado Armando Quintero, defensor de la ex alcaldesa, dijo a RCN que una vez el juez lea la sentencia y anuncie la condena, interpondrá los respectivos recursos,  reclamó que en la acción de su apoderada no se tipificaron los delitos que se señalan en el sentido de fallo.

María Eugenia  Riascos, cuando fue mandataria en el 2008  encontró una millonaria deuda, cerca de los 8 mil millones de pesos que obedecía a sentencias que profirieron jueces de la República, en donde reconocieron un incremento pensional en las mesadas de varios ex funcionarios  del municipio, cuando llega como mandataria, existe otro acuerdo basado en decisiones  judiciales y le ordena al municipio pagar esta deuda.

“Es decir, hoy la están condenado por cumplir una orden judicial, consideramos que el fallo proferido carece totalmente del respaldo probatorio, logramos demostrar entre el trámite del proceso, que la decisión de cancelar 5 mil millones de pesos,  evitó que fuera embargado  el municipio, cuando ella era mandataria”, dijo Quintero a RCN.

Así mimo, dijo “esta decisión manda un mensaje nefasto a los administradores públicos, que ya ni siquiera con una orden judicial quisieran actuar, y como el tema de moda es la corrupción, pues temas como estos, origina mucha publicidad, en especial cuando se fue mandataria”.

Es  potestad del juez, en mantener en libertad a los investigados, en un fallo sin fundamento, aún no se sabe del paradero de la ex mandataria, presumo que está evaluando la situación que se presenta, pero sí no  hay condición como funcionaria pública, que estaba desempeñando, está evaluando sus condiciones, que considera innecesarias y arbitrarias una captura, cuando se estaba presentando normalmente a los llamados de la justicia.

“Yo no quiero pensar que se trate de un trasfondo político, considero que es desconocimiento normativo frente al sector público”, puntualizó el abogado de  Riascos.