Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Bus en Bucaramanga
Los conductores rechazan el cobro.
Alcaldía de Bucaramanga

Las empresas de transporte público de Bucaramanga y su área metropolitana ordenaron a los conductores de buses convencionales y taxis retirar el radio de sus automotores para evitar el pago del impuesto a servicio público por escuchar música. 

La decisión se tomó después de conocer la comunicación de Sayco y Acinpro de cobrar aproximadamente $10 mil pesos mensuales por cada vehículo que en su recorrido reproduzca la música de múltiples artistas colombianos. 

César Mora, de la Junta Directiva de Transgirón, indicó que a las oficinas de las empresas transportadoras llegan constantemente documentos en los que Sayco y Acinpro les pide acercarse para conocer cuál es la tarifa que deben pagar por emitir música al interior de los vehículos. 

Indicó que pese que se han retirado los radios de los vehículos, no hay suficientes controles que determinen cuántos buses o taxis en Bucaramanga y el área metropolitana están haciendo uso de la música sin el pago respectivo. 

"La dificultad de Sayco y Acinpro viene en demostrar que los vehículos tienen radio porque les tocaría uno por uno ir a grabar la prueba, filmar la placa, poner un audio en donde se oiga la música y tomarle la foto al conductor para poder afirmar que en ese día sí se estaba reproduciendo la música sin el derecho de autor", explicó Mora. 

Este impuesto a servicio público por oír música se viene cobrando a los propietarios de tiendas y establecimientos comerciales en Bucaramanga y se ha empezado a implementar a los conductores de buses y taxis que hagan uso de las canciones de los artistas en las rutas. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.