Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

lapinzon
Lisama 158 Ecopetrol
Miles de animales murieron debido a esta emergencia.
Foto tomada de @ECOPETROL_SA

Tras una tutela interpuesta por decenas de familias afectadas por el afloramiento de crudo en el pozo Lisama en Santander, un juez de ese departamento ordenó a Ecopetrol que inicie la caracterización de estas personas, con el fin de alistar una eventual indemnización.

La acción de tutela masiva interpuesta por siete ciudadanos, que argumentan que sus derechos al trabajo fueron vulnerados por el derrame de crudo del pozo Lisama 158, le sugiere a Ecopetrol y al Comité Municipal de Gestión del Riesgo iniciar la caracterización socioeconómica de las personas que terminaron afectadas con la emergencia ambiental.

Hernán Morantes, abogado apoderado de uno de los accionantes, aseguró que aunque la decisión se puede apelar, sí se debe cumplir con el análisis de los daños que busca que las familias sean reparadas.

“Los accionantes consideran que se les vulneró sus derechos y por ende interponen la acción de tutela que parcialmente prospera y le pide a Ecopetrol y al Comité de Gestión del Riesgo de Barrancabermeja iniciar ese análisis de los daños que sufrieron las personas y sus familias y que la caracterización sea socioeconómica, sobre todo en aquellas comunidades que viven a las orillas de las quebradas afectadas”, dijo Morantes.

El abogado aseguró que los siete accionantes interpusieron el recurso jurídico porque su trabajo como pescadores se vio afectado y algunos de sus familiares perdieron ganado y desarrollaron enfermedades respiratorias por el olor a petróleo que duró más de un mes.

“Esa decisión de puede apelar pero por ahora tendrán que iniciar los trabajos para verificar esas afectaciones para después empezar la reparación de los accionantes y sus familias, el fallo favorece a la comunidad y está dirigido a Ecopetrol, la Alcaldía de Barrancabermeja y el Comité de Gestión del Riesgo del puerto petrolero”, dijo el representante de las víctimas.

El derrame de crudo del pozo Lisama 158 afectó tres quebradas del corregimiento La Fortuna y se desplazó hasta llegar al río Magdalena, dejando a su paso serias afectaciones ambientales que tendrían que ser reparadas por Ecopetrol y el comité de gestión del riesgo de Barrancabermeja si prospera la acción de tutela interpuesta por varios afectados.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.