Cargando contenido

José Arquímedes Moreno, de 34 años de edad, murió en zona rural del municipio de Tibú.

Protesta de líderes sociales ante asesinato de estas personas en el Catatumbo
Protesta de líderes sociales ante asesinato de estas personas en el Catatumbo
Elibardo León Estévez RCN Radio Cúcuta

La Policía ha indicado que José Arquímedes Moreno, un líder social del Catatumbo, se movilizaba a su vivienda, en el sector conocido como la vereda T-25 perteneciente a Tibú. Allí fue interceptado por dos hombres armados en una moto, quienes le dispararon en seis oportunidades.

El coronel George Quintero, comandante de la Policía de Norte de Santander, dijo que ya las autoridades están en la investigación pertinente, pero no se tiene información precisa de los autores y el porqué de esta muerte.

En Norte de Santander sería el tercer líder atacado en lo que ha transcurrido del presente año, en una región en donde se encuentran distintos grupos armados como Eln, Epl, Disidentes de las Farc y bandas criminales al servicio del narcotráfico y contrabando.

Le puede interesarRepresentantes de la ONU en Colombia manifestaron que es urgente la atención del Gobierno

A mediados de enero en la zona del Catatumbo se registró la muerte de Wilson Pérez Ascanio, de 34 años de edad era participante del movimiento comunal del municipio de Hacarí y el pasado 5 de enero resultó herido Dimar Parada, reconocido dirigente del Cisca (Comité de integración social del Catatumbo).

Los municipios de Hacarí, San Calixto, El Tarra,Tibú,Convención y Teorama son las zonas en donde mayor riesgo corren los líderes sociales, alertó la ONU en su visita realizada el pasado 5 de febrero.

Lea tambiénPuntos claves sobre directriz que mantiene restricción de porte de armas

La ministra el Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, en la reunión que sostuvo con comunidades campesinas en Tibú el pasado 5 de febrero dijo ya están emitidas las alertas en el Catatumbo, en donde se conformará una comisión intersectorial para dar respuesta inmediata a escenarios de riesgo en donde líderes sociales, campesinos e indígenas denuncien, al conocer casos dramáticos de muchos de ellos.

Así mismo, la Defensoría de Pueblo alertó de más de 400 amenazas a líderes sociales, indígenas y campesinos en Norte de Santander, los cuales requieren ser atendidos por las autoridades y organismos de Derechos Humanos.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido