Miembros de la ONU arribarán a Barrancabermeja el 5 de abril para revisar la zona afectada.

Ecopetrol
Foto tomada de @ECOPETROL_SA

El ministerio de ambiente envió  una carta  a la Organización de Naciones Unidas (ONU) pidiendo apoyo para  brindar asistencia técnica en la etapa de restauración de todo el ecosistema de Caño Muerto y la quebrada La Lizama, ya que estos dos afluentes quedaron bastante contaminados y afectados por el derrame de crudo,  y afloramiento de gases que se generaron por varios días en el mes de Marzo. 

El jefe de esta cartera, Luis Gilberto Murillo, dijo que se siguen revisando las causas del aumento de presión que generaron el afloramiento de fluidos, y la respuesta inmediata que no se dio ante esta emergencia por parte de la empresa de Ecopetrol. 

"Hemos pedido apoyo a las Naciones Unidas del programa de ambiente que ha accedido a brindarnos la asistencia técnica y el apoyo para mitigar los efectos que dejo el daño ambiental, sobre todo en la etapa de restauración del ecosistema, en la zona de Caño Muerto y la Lizama", dijo Murillo. 

El jueves 4 de abril  el ministro de ambiente, Luís Gilberto Murillo y miembros de la ONU estarán en Barrancabermeja para seguir evaluando todo lo que se dio en el pozo 158 en el corregimiento La Fortuna.

Por otro lado, las autoridades departamentales comenzaron a entregar  ayudas humanitarias a familias  y pescadores afectados.

Después de que se cesó el afloramiento de crudo, en la zona  hay 17 asociaciones de pescadores en reunión con voceros de Ecopetrol  para acordar el  trabajo en conjunto, y así recuperar las fuentes hídricas contaminadas por vertimiento de crudo.

Por su parte el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón había señalado durante el debate de control político en el Congreso, que la petrolera compensará a los damnificados por la emergencia ambiental en Santander.  

Encuentre más contenidos

Fin del contenido