Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

piscicultores en Santander
captura video

La crisis económica que afronta el país por causa de la pandemia también afecta los piscicultores de Santander.

Quienes aseguran que desde que inició la emergencia por la covid-19 las ventas de sus productos disminuyeron en un 90%.

Crisis que continúan en especial para los pequeños piscicultores de Piedecuesta y el páramo de Berlín, quienes aseguran que la reducción del volumen de sus ventas a causa de la pandemia continua, pese a la reactivación de varios sectores.

Le puede interesar: Ley de los 400 años de Bucaramanga incluye inversiones por $10 billones

Ramiro Jaimes, piscicultor y quien lleva más de 23 años en el cultivo de la trucha manifestó que las ventas han disminuido significativamente.

“Ahorita por la cuestión de la pandemia no han estado tan buenas las ventas, se ha disminuido la comercialización y ha sido difícil mantenernos en medio de esta emergencia”, señaló uno de los afectados.  

Los piscicultores de Santander también hacen un llamado a las autoridades para que se implementen estrategias que contribuyan a la reactivación de la comercialización de este producto.

“Ahorita necesitamos una ayuda del Gobierno Nacional para poder reactivar esta economía, porque ha venido con lo del covid-19 bajando la producción porque no hay ventas”, puntualizó Jaimes.

Lea también: Capturan a mujer que le arrojó ácido a una menor de 14 años en Girón (Santander)

Manifestaron que el pescado es uno de los alimentos  que más beneficios trae para el cuerpo y uno de los productos que más ha disminuido su comercialización es la trucha.

“Invitamos a todos las personas a que consuman trucha porque tiene el omega 3, el omega 6, el ácido fólico y por ello invitamos a toda la gente a que consuma este alimento porque trae muchos beneficios para el cuerpo”, puntualizó el piscicultor.

Desde el mes de marzo que inició la emergencia por la covid-19 en un 90% disminuyó la venta de trucha en Santander, razón por la que los piscicultores del páramo de Berlín y Piedecuesta se declararon en quiebra.

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.