Cargando contenido

Uno de los pastores indicó que todo se relaciona con una persecución política.

Orden de cierre
RCN Radio

Una situación está encendida desde la semana pasada en Bucaramanga, cuando la Alcaldía dio la orden de cerrar dos iglesias cristianas alegando que no están cancelando impuestos.

La situación motivó el rechazo de los pastores de los templos, quienes señalaron que todo obedece a una posible persecución de la administración municipal, más aún porque la decisión se adoptó antes de las elecciones de este 11 de marzo.

El pastor Jorge Malagon, indicó que todo se relaciona con una persecución política, por el apoyo que vienen otorgándole a la exfiscal Vivian Morales.

Sin embargo, el alcalde, Rodolfo Hernández, indicó que cuando un templo de estos realiza una actividad comercial, como es el cobro de los parqueaderos, debe cancelar impuestos, situación que no se estaba cumpliendo lo que llevó a la orden de sellamiento.

“Tengo entendido que las iglesias cristianas tienen un lote y parte del lote se utiliza para cultos, lo que lleva a la exención de impuestos; pero el resto como parqueaderos y locales sí deben pagar impuestos. Lo que no es culto o lo que no pagan, nos obliga a aplicar severidad la ley. Aquí no tenemos preferencia alguna con iglesia o culto alguno”, explicó el mandatario.

El pastor sostuvo que tienen un predio y lo que se hace es un cobro simbólico para el cuidado de los vehículos, cuando las personas van a los cultos. Insistió en que todo se debe a una persecución política, porque extrañamente el cierre se dio justo unos días antes de las elecciones para el Congreso de la República.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido