La Fiscalía General de la Nación le imputó cargos por prevaricato por omisión a los dos concejales del municipio de San Gil, Juan Carlos Sánchez y Carlos Burgos, dentro del marco de investigaciones que adelanta por las presuntas irregularidades que se habrían presentado en el proceso de elección del personero municipal en el año 2016. Las órdenes de captura habían sido solicitadas por la Fiscalía a la mesa directiva del Concejo Municipal, la cual era integrada por los corporados investigados. A los dos implicados no se les impuso la medida privativa de la libertad, mientras que Ciro Moreno, concejal de San Gil sí fue cobijado con medida de aseguramiento domiciliaria. La misma investigación se adelanta en Floridablanca, donde varios concejales habrían cometido inconsistencias a la hora de elegir al personero de la localidad.