La peste porcina obligó a declarar la cuarentena en cinco municipios santandereanos. Foto: RCN La Radio. A un kilómetro del frigorífico Vijagual de Bucaramanga, en donde se procesa y comercializa la carne para el área metropolitana, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) detectó una peste porcina clásica, que obligó al sacrificio de 84 animales. Como medida preventiva se declaró la cuarentena en El Playón, Lebrija, Girón, Rionegro y la capital santandereana, indicó el gerente de la seccional Santander del ICA, Adalberto Tarazona. El funcionario explicó que la medida es preventiva con el fin de evitar la propagación de la enfermedad exclusiva de la raza porcina. El funcionario manifestó que la cuarentena en estos cinco municipios santandereanos se mantendrá hasta tanto haya la seguridad de que no hay posibilidades del contagio de esta peste porcina. La cuarentena se decretó en un radio de 10 kilómetros en donde se detectó el primer caso, sostuvo el funcionario.