La población de Vélez sufre ahora el desabastecimiento de agua. Foto: RCN Radio. El colapso de la represa La Batanera en el municipio de Vélez, sumado a la aguda sequía que se vive desde finales del año pasado, generó un agudo racionamiento de agua que afecta a los 19 mil habitantes, aunque con mayor rigurosidad a quienes viven en las zonas más altas. Naiz Ariza, gerente de la Empresa de Servicios Públicos, señaló que por lo general a la planta del acueducto llegan 40 litros de agua por segundo, en estos momentos solo se reciben 5 litros por segundo, hecho que da cuenta del desabastecimiento que se registra. Por esta razón, ya se sectorizó el municipio y se están registrando cortes en el suministro que llegan hasta de 8 horas. La única posibilidad en estos momentos está en el bombeo de agua desde la estación del municipio de Bolívar, con lo que podría disminuirse el horario de racionamiento. ¿Y la represa? Este es el interrogante que tienen los pobladores de Vélez, porque la represa se entregó hace año y medio aproximadamente; sin embargo en 2016 colapsó uno de los muros e impidió su utilización. Esta obra era la alternativa para suplir la distribución de agua en temporada de sequía como el que se vive actualmente. La Empresa de Servicios Públicos de Santander confirmó que solo hasta dentro de un mes se conocerían los estudios que permitirán establecer que tipo de arreglo se debe hacer en la estructura.