Preocupación en Cúcuta por el incremento de inseguridad, en menos de ochos días dos personas asesinadas por hurto de celular , dinero y de sus propias pertenencias.   Ante estos incidentes representantes de los gremios económicos y comerciantes solicitan mayor control en cuanto al ingreso de delincuentes venezolanos que infortunadamente originan intranquilidad en los cucuteños.   El último hecho violento se registró en el barrio Virgilio Barco la víctima fue identificada como Yeffry Walberto Blanco, de 23 años, recibió dos disparos en el pecho, tras forcejear con los atracadores que robaron a su padre.   Este asesinato se suma al del profesor Pedro Cuadro Herrera, quien murió baleado al ser víctima de un robo en el barrio Divina Pastora.   Exigir a las autoridades que mejore la seguridad y que se plantee una economía sostenible es el llamado que han realizado comerciantes y empresarios de Cúcuta, quienes se ven obligados a cerrar sus puertas temprano por amenazas constantes de los delincuentes.   Julio García propietario de un almacén ubicado en pleno centro de Cúcuta dijo a RCN Noticias es importante que las autoridades nuevamente replanteen las alternativas de seguridad para los comerciantes, quienes se sienten inseguros al igual que los compradores por el incremento de la delincuencia común.   Mientras tanto la Policía ha señalado que se creó hace tres meses el Frente de Seguridad Empresarial, una estrategia que busca fortalecer la seguridad en los establecimientos comerciales, pero son pocos los comerciantes los que se han unido a esta propuesta.   Pero la inseguridad no solamente se registra en el centro de Cúcuta, la población de los barrios Alfonso López, Cabrera, Belén ,Divina Pastora, Cundinamarca, Virgilio Barco y Contento han señalado que a partir de las 7 de la noche se ven obligados a guardarse temprano porque las pandillas juveniles se movilizan en moto y controlan el ingreso y salida de los habitantes con armas de fuego atracan y hurtan las pertenencias de sus víctimas.