Cargando contenido

Pobladores denuncian exagerada presencia deportistas que se movilizan desde la ciudad.

Grupo de ciclistas en La Florida
Foto suministrada por la comunidad

'Como Pedro por su casa', sin control alguno, muchos de los visitantes sin medidas de bioseguridad obligatorias, se vieron el fin de semana en las calles y carreteras de acceso al corregimiento La Florida, todo por cuenta del permiso que tuvieron cientos de ciclistas y caminantes para salir a realizar sus actividades deportivas.

Lea también: "Más de 4.700 colombianos han podido regresar al país": Migración Colombia 

Esta fue la situación que narraron los habitantes del centro poblado, quienes manifestaron su inconformidad con la Alcaldía de Pereira, ya que mientras a los habitantes de este corregimiento les exigen que se queden en sus casas, y les imponen comparendos si salen a la calle, la autoridad municipal por su parte permite los paseos domingueros por esa zona, tal como lo relató indignada, Mónica Bedoya, una vocera de la comunidad.

“Hemos visto que ha venido aumentando no solo el número de ciclistas sino también de carros llenos de gente que llegan y se bajan para irse de caminata”, expresó la ciudadana.

Dicha situación ha generado gran preocupación entre los que viven en esta zona rural, pues, de acuerdo con Bedoya, “nosotros entendemos y sabemos que el virus puede estar en toda parte y esta no es una comunidad que esté exenta de esa problemática, pero si permitimos el ingreso de gente de afuera, obviamente puede ser una situación mucho más delicada, ¿y quién va a venir a controlar?”.

Le puede interesar: Sospechoso de COVID-19 murió al caer de un tercer piso cuando intentaba escapar del hospital

Los habitantes del corregimiento de La Florida lamentan que se tomen medidas sin planificar ni medir las consecuencias, ya que mientras continúan aumentando los ciclistas y caminantes, la Alcaldía de Pereira autoriza movilizaciones de personas sin tener la capacidad operativa para hacer el control respectivo.

Ante dicha coyuntura, el Consejo de la Cuenca del Otún solicitó al Gobernador de Risaralda, a las administraciones de Pereira, Dosquebradas y Santa Rosa de Cabal, entre otros, tomar cartas en este asunto de salud pública, dado que, además, el territorio es un área protegida.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido