Cargando contenido

La producción ha disminuido en un 25% en los últimos 15 días debido a la escasez de agua en Santander.

Producción de bocadillo veleño
Foto: Archivo Colprensa

Debido a la sequía que presenta la región de Santanderes, la producción del bocadillo veleño ha disminuido en un 25% durante los últimos 15 días por falta de agua.

El alcalde de Vélez (Santander), Leonardo Pico, indicó que “se necesita el agua para el proceso de producción y ha disminuido en un 70% el acceso al líquido, al punto que los industriales para poder funcionar les toca conseguir agua en bloque en otros municipios”.

Ante esta situación tuvo que declararse la emergencia sanitaria "por eso contratamos la presencia de un carro tanque para que suministre agua a las zonas periféricas de la localidad, y eso fortalece el apoyo que podemos darle en combustible a la escuela de Carabineros y al cuerpo de Bomberos que nos facilitan los vehículos para poder cargarlo de agua", agregó el alcalde Pico.

Esta grave sequía la afronta el municipio desde hace más de cuatro semanas. La población y los mandatarios señalan que si funcionara la represa o encontraran una solución para el suministro de agua, la problemática de racionamiento del líquido sería menos preocupante.

“La población de Vélez está exigiendo que se sepan cuáles son las personas responsables y que resarzan patrimonialmente  a la comunidad por esta obra fallida, y por la falta de proceso, porque no deberíamos estar afrontando esta situación de sequía”, agregó el mandatario local

El municipio de Vélez no cuenta con tanques de almacenamiento de agua tratada, y su población y los distribuidores de bocadillos están afrontando una situación de escasez del líquido bastante complicada.

El bocadillo de Vélez fue reconocido el año pasado con la denominación Origen Colombiano, lo que lo certifica como único en la región y hoy está en riesgo su producción.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido