Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Accidente de tránsito en Bucaramanga
Captura de video

Para este jueves convocan un plantón en la Alcaldía de Bucaramanga en contra del manejo que se le ha dado al caso del contratista del Instituto Municipal de Cultura, quien atropelló en estado de embriaguez a una menor de edad y una mujer. 

Pese a que las víctimas ya fueron dadas de alta, la comunidad del barrio Altos de Kennedy exigirá justicia. 

“Estamos en contra del manejo que le ha dado la Alcaldía de Bucaramanga a este caso. Deben revisar a la niña porque ella no está bien y hacerle nuevos exámenes. Queremos que el alcalde Juan Carlos Cárdenas responda, porque es culpa de él decretar ese día como cívico”, señaló Pedro Murallas, uno de los organizadores del plantón. 

Lee también: ¿Qué pasarían con los procesos de Rodolfo Hernández, tras su renuncia?

La Secretaría de Salud de Bucaramanga indicó que las dos víctimas de este accidente recibieron el respectivo acompañamiento por parte de los centros clínicos. Por ejemplo, la menor de edad fue trasladada luego del accidente a la Clínica San Luis y, luego, el Hospital Universitario Santander le prestó un servicio médico a la tía de la menor que también resultó herida en el hecho.

“Debo agradecerle al sistema de salud porque estamos en un promedio de menos de tres minutos para recoger en ambulancias a cualquier tipo de herido en los diferentes sectores de la salud”, señaló el jefe de la cartera de salud municipal, Juan José Rey. 

Frente a las heridas que tienen las víctimas, el funcionario indicó que la niña fue dada de alta y tuvo que someterse a dos cirugías, mientras que su tía fue dada de alta el pasado 12 de septiembre y se recupera desde su hogar. 

Más noticias: Fortalecen operativos en zona de frontera entre Colombia y Venezuela

“La niña tuvo dos intervenciones quirúrgicas y tuvo una herida en el periné. Además, tuvo una lesión en el tobillo que fue atendido por un ortopedista pediatra”, explicó el Secretario. 

La Dirección de Tránsito le aplicó la multa más alta, por más de $40 millones, a la persona que ocasionó los hechos, tras no permitir que se le realizara la prueba de alcoholemia. Los jueces serán quienes ahora determinen qué otras sanciones podría tener.

Fuente

Alerta Santanderes

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.