Cargando contenido

Conductores de vehículos de servicio público amenazados por grupo de contrabandistas de combustible.

El Ejército mantiene los operativos en el Catatumbo.
Colprensa

Bloqueada se encuentra la vía que comunica Cúcuta con Tibú, en el sector conocido como la Aduana, por un grupo de contrabandistas de combustible, quienes impiden el paso de todo tipo de vehículos.

Este bloqueo se registra, después un enfrentamiento de la comunidad contra la Policía y Ejército, en el sector conocido como la Cuatro, en donde las autoridades realizaron el decomiso de varias pimpinas de gasolina. Los manifestantes quemaron llantas e intentaron la incineración de vehículos.

Rodolfo Carrillo, empresario de la región, dijo a RCN Radio que “desde hace 18 horas he intentado salir de Tibú, con destino a Cúcuta, pero las mismas autoridades me advirtieron de los problemas que podría hallar en la carretera, en donde ayer se registró una asonada contra la Policía y Ejército”.

Le puede interesar: Investigan hallazgo de cráneos humanos en la zona de frontera

Mientras que Jairo Méndez, conductor de vehículo de carga, dijo a este medio que, “desde anoche, estoy esperando en la vía con varias toneladas de plátano y yuca, que se deben llevar a los mercados de Cúcuta, pero recibimos amenazas por parte de quienes participan de las manifestaciones, de lo contrario sería quemado el vehículo”.

Las autoridades indicaron que es la tercera acción violenta, en menos de dos meses, en la zona del Catatumbo, por parte de los contrabandistas de combustible.

Le puede Interesar: Desapariciones, desmembramientos y homicidios siembran terror en la frontera

La policía ha señalado que “es una retaliación de los grupos armados que utilizan la gasolina para el procesamiento de cocaína, quienes se ven afectados por el decomiso de varias pimpina en Ocaña y Tibú en los últimos días”.

Uno de los hechos violentos que dejó varios heridos, se registró en el mes de diciembre del año anterior, en el municipio de Herrán, en donde un grupo de personas se resistió a entregar el combustible ilegal, por lo que se enfrentaron a un grupo de soldados, a uno de los uniformados le partieron el tabique, mientras que a otros militares  le rociaron gasolina.

En esa misma acción violenta, uno de los atacantes resultó herido, al disparar uno de los soldados para evitar que su compañero fuera quemado.

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido