Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Carro bomba en Brigada Treinta del Ejército
Foto del Ejército

Una semana después de la acción terrorista registrada en el interior de la Brigada Treinta del Ejército, en donde la activación de un carro bomba dejó 36 personas heridas, la inspección del Ejército relevó de sus cargos a dos oficiales de la Unidad Militar.

 Entre ellos se encuentra el comandante de la Brigada Treinta el coronel Llevar Gonzales Villamil quien fue trasladado al comando Ejército a realizar otras tareas, reconociendo su trayectoria militar.

Le puede interesar: Ofrecen recompensa de $20 millones por autores de caja bomba en Cúcuta

Igualmente fue relevado de su cargo el jefe del Estado Mayor de la Unidad militar el coronel Pedro María Vega,  quien fue trasladado a la Segunda División del Ejército, según el inspector del Ejército el General Juan Carlos Ramírez, el objetivo es evitar que interfieran en la investigación que se realiza de los autores intelectuales y materiales de la acción terrorista, en donde se presume que hubo complicidad de algunos militares.

Igualmente, se registraron cambios de los integrantes de la guardia de la Unidad Militar al considerar que hubo negligencia en el control que se debió realizar por parte de los uniformados el pasado 15 de junio ante el ingreso de la camioneta con los explosivos, para posteriormente admitir que el automóvil permaneciera durante tres horas estacionado en el interior de la Brigada y se permitiera la salida del conductor del sitio sin la exigencia de algún documento.

Lea también: Se recrudecen las acciones violentas en el Catatumbo

De acuerdo a las investigaciones que adelanta la Fiscalía, la acción terrorista se ejecutó con un novedoso sistema explosivo, en los restos que quedaron de la camioneta Toyota, hallaron 2.000 metros de cordón detonante, según los peritos ese sistema no había sido usado hasta el momento en Colombia.

Además, el explosivo que usaron, conocido como pentrita, tampoco ha sido común verlo en distintas acciones terroristas, pero sí consideran que es uno de los que se usan de forma más seguida para la minería y tiene un alto poder de destrucción.

Los investigadores consideraron que la bomba no explotó totalmente, señalan que solo se activaron unos 250 metros del cordón, los otros 2.000 metros no alcanzaron a activarse sino la tragedia hubiera sido de una magnitud de enormes proporciones, según señalaron. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.