En alerta están los organismos de socorro y las autoridades departamentales ante el riesgo y amenaza de avalancha en el municipio de Galán, Santander, a raíz de la temporada de lluvias y el represamiento de rocas y tierra. Los constantes derrumbes y el alto nivel de la quebrada La Honda han obligado a restringir el paso en la principal vía de acceso a la localidad de Galán y a instalar radioteléfonos en puntos estratégicos y aledaños al afluente para dar aviso a las autoridades en caso de avalancha. José Iván Rueda, comandante del Cuerpo de Bomberos de Galán, indicó que que ante el riesgo de que se presenten crecientes súbitas, le han pedido a la comunidad tomar una ruta alterna a la habitual ya que por allí pasa la quebrada que amenaza con volver a generar una avalancha. "Estamos advirtiendo que esta situación podría generarnos una emergencia en la vía Galán - Socorro por lo que a través de los sistemas de comunicación estamos atentos para dar aviso de la venida de la avalancha o de nuevos derrumbes que se puedan presentar". La quebrada La Honda en Galán ya se había desbordado dejando una persona herida e incomunicando al municipio, por lo que las autoridades mantienen la alerta en la localidad para atender cualquier emergencia.