Cargando contenido

El hecho se produjo en Norte de Santander mientras se adelantaban labores para capturar a los cabecillas de 'Los Pelusos'.

Tropas
Foto cortesía ejército

El Ejército Nacional se refirió a la retención de tres militares en zona rural del municipio de San Calixto en el departamento de Norte de Santander, mientras hacían efectiva una orden de captura en contra de presuntos cabecillas de la banda 'Los Pelusos', en esa región del país.

De acuerdo con el Ejército, un oficial, un suboficial y un soldado fueron persuadidos por menores de edad quienes habían sido enviados en contra de su voluntad por algunas personas de la comunidad que querían evitar la captura de dichas personas. 

“El personal militar a esta hora continúa retenido arbitrariamente por la población en la cancha de una escuela ubicada en la vereda San Ignacio, colocando en riesgo la vida e integridad  de los miembros de la institución, trasgrediendo el Derecho Internacional Humanitario”, informó a través de un comunicado, el Ejército.

Lea también: CTI inspeccionó Grupo de Energía de Bogotá por escándalo de chuzadas

Las acciones de la fuerza pública se desarrollaban en contra de Nelfer Carrascal Guerrero alias Vallenato y Misael Carrascal Rey alias Misael, integrantes de 'Los Pelusos' y quienes figuran en el cartel de los más buscados por homicidios de líderes sociales. 

Los implicados también tienen una notificación azul de Interpol por los delitos de concierto para delinquir con fines de homicidio y fabricación, tráfico y porte de armas de fuego.

“Una vez se hacen efectivas las ordenes de captura, la Fuerza Pública es víctima de una asonada en zona rural de la vereda San Ignacio del municipio de San Calixto, donde aproximadamente 60 personas con palos y machetes acecharon a las tropas con el fin de bloquear la movilización de los sujetos entorpeciendo la orden de captura”, destacó el Ejército

Al parecer durante esa acción fue arrebatado de la custodia de la fuerza pública, alias Vallenato, mientras se investiga si hay personas heridas tras esta situación. 

El Ejército ya tomó contacto con las entidades gubernamentales del municipio, como el Procurador delegado para la Defensa de los Derechos Humanos, al Defensor  Regional, la Procuraduría Provincial de Ocaña y la Personería del municipio de San Calixto, para la atención de estos casos.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido