Cargando contenido

La decisión perjudicaría a más de mil estudiantes.

Rodolfo Hernández
Rodolfo Hernández
RCN Radio

Una vez se conoció la decisión del juzgado 13 administrativo en la que ordena al municipio de Bucaramanga instalar el servicio de agua potable en 18 colegios del área rural ya que no cuentan con el suministro del líquido desde hace más de diez años, el alcalde Rodolfo Hernández aseguró que no asumirá dicha responsabilidad. 

Pese a que el juez dio la orden de garantizar el suministro de agua en carrotanques y posteriormente por líneas de distribución, el alcalde aseguró que no es viable ejecutar el proyecto, pues al hacerlo estaría dando luz verde al comercio de lotes ilegales. 

"Si nosotros ponemos agua allá, todo lo que los urbanizadores piratas están vendiendo llegamos a Barranquilla. Toca es que vaya y hable con el Presidente de la República, con el Congreso, Planeación Nacional para que cambien la ley. Eso no se puede hacer", dijo Hernández.

Lea aquí: Juez ordena garantizar agua potable a niños de zona rural de Bucaramanga 

Tras la postura del alcalde de Bucaramanga, el concejal Jorge Flórez, quien interpuso la acción de tutela que falló a favor de las instituciones rurales, indicó que si no se da cumplimiento a la decisión, Hernández deberá asumir las consecuencias legales. 

"Si no cumple con el fallo de tutela, lo que procede es un incidente de desacato y puede pasar que le ordenen una multa o algunos días de arresto domiciliario, en este caso se tiene que cumplir poque ya está dada la orden por parte de un juez", explicó Flórez. 

Le puede interesar también: En Santander 206 líderes tienen algún tipo de amenaza: Secretario del Interior

Más de diez años sin el suministro de agua potable llevan los estudiantes de estos 18 colegios rurales, a los que según un juez, la administración municipal tendrá que garantizar la distribución del líquido en carrotanques y posteriormente a través del acueducto. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido