Cargando contenido

Como una nueva alternativa para generar ingresos, beneficiar la salud y reemplazar los cultivos de coca en Colombia, nació la planta Sasha Inchi, la cual se ha venido cultivando en varias regiones del país y que tiene un término de producción de 6 meses.

Su rentabilidad promete ser atractiva para quienes la cultiven, la distribuyan, sin contar con los beneficios para quienes la consuman, ya que según Jaime Restrepo, rector de la Universidad de Santander (Udes), la planta preveniene enfermedades como el cáncer y es la única en el mundo que arroja omega 3, 6 y 9 en un sólo producto: el aceite.

La idea es que 20 campesinos que tengan 20 hectáreas de terreno pueden tener una cooperativa agrícola. A sus integrantes, quienes serían socios se les enseña a sembrar, a producir, al tiempo que se implementa una planta productora para desarrollar los productos que puede generar la planta a partir de aceites.

Para este proyecto se necesita hacer una investigación para saber como separar los aceites y así elaborar los productos que pueden surgir a partir de la Sacha Inchi.

Al tiempo se debe demostrar la utilididad de la planta en la salud, lo que llevó a desarrollar un esquema de aplicación en el tema terapéutico para determinar como es la disminución del colesterol y de los riesgos cardiovasculares.

Añadió que de la mano del posconflicto, la institución educativa tiene como visión capacitar a campesinos de las zonas más afectadas por la violencia para que éstos dejen de cultivar coca y le apuesten a la nueva alternativa llamado Sasha Inchi.

Productos como aceites, proteínas, vitamina E, son propias de la Sasha Inche, la planta alimentaria y preventiva de enfermedades que le apuesta a cultivarse en varias regiones del país y posicionarla como la más beneficiosa del mercado.