Un grupo científico de la Fundación Cardiovascular de Colombia logró salvar la vida a un bebé que llevaba en su vientre una mujer, a quien le habían dictaminado muerte cerebral y le tuvo que ser instalado un pulmón artificial.

La madre había llegado con una infección pulmonar que al final le generó su muerte, al tiempo surgió la inquietud sobre la vida del bebé, porque su familia pidió que hicieran todo por salvar su vida.

"Fue allí cuando consultamos con médicos de otras partes de Colombia y del mundo, hasta que establecimos la posibilidad de instalarle un pulmón artificial, el cual permitiera que le siguiera llegando sangre al bebé y así pudiera madurar sus órganos, porque aún le faltan por lo menos mes y medio para poder autosostenerse", explicó el médico Leonardo Salazar programa Ecmo y de Corazón Artificial de la Fundación.

"El cerebro controla muchas funciones, como las hormonas y fue necesario hacer un control riguroso y dosificar con procedimiento artificial, para lograr el equilibrio interno en el cuerpo", indicó.

Agregó que "el procedimiento que aplicamos se llama 'soporte somático' que se ha hecho algunas veces, pero es la primera vez que se hace con una persona que está conectada a un pulmón artificial extracorpóreo", afirmó.

El galeno indicó que el niño nació por cesárea, vigoroso, y aunque tenía bajo peso se mantuvo en una incubadora y con el programa padre canguro pudo sobrevivir.

Mario Ardila es el padre del bebé quien consideró como un milagro lo sucedido con su hijo, luego de la muerte de su esposa.

Como José Alejandro Ardila Durán fue registrado su bebé que hoy es un milagro científico porque gracias a un procedimiento en la Fundación Cardiovascular de Colombia logró permanece un mes y medio en el vientre de su progenitora ya fallecida.