La secretaria de educación del municipio, decidió suspender el transporte escolar binacional, que auxilia a aproximadamente a 1.500 niños que viven en Ureña y San Antonio, pero estudian en Cúcuta y su área metropolitana. Esta determinación la tomaron, al culminar el contrato con la empresa encargada de la movilización de los menores y no contar aún con los dineros pertinentes. Según Doris Angarita secretaría de educación del municipio la movilización de los menores tiene un costo de 250 millones de pesos, dinero que aún no ha sido entregado por el Gobierno Nacional. “Nosotros esperamos el envío de los dineros, tan pronto se realice el desembolso, se reanuda el transporte, es decir para esta semana, no se tendrá servicio por el puente Francisco de Paula Santander”. Mientras tanto voceros del Gobierno Nacional manifiesta que en los próximos días se estaría realizando el giro de los recursos, después de habérsele notificado al Ministerio de Educación”.