Tres menores y tres adultos son las nuevas víctimas con pólvora en el departamento de Santander.

El secretario de Salud del departamento, Luis Alejandro Rivero indicó que estos casos se registraron en hechos aislados en los municipios de Mogotes, Aratoca, Chipatá, Bucaramanga, Girón y Floridablaca.

“El caso más grave se presentó en este último municipio, en donde a un joven de 19 años se le realizó la amputación de dos dedos en una de sus manos por la gravedad de las quemaduras”, agregó el secretario.

El funcionario recomendó que no se deben utilizar remedios caseros cuando se presentan estas quemaduras, sino acudir inmediatamente a un centro de salud, y tampoco esconder los menores afectados por temor a las sanciones que se implementan por parte del Instituto de Bienestar Familar a los padres responsables de los actos de los menores.

Cabe recordar que hay una circular que emitió la Administración del departamento en días pasados en donde se le recuerda a los Alcaldes, secretarios de Salud de cada uno de los municipios sobre la vigilancia intensificada, prevención y atención de las lesiones ocasionadas por la manipulación y uso inadecuado de la pólvora.