Los ríos Lebrija, Carare y Opón en el departamento de Santander, permanecen bajo alerta naranja ante el riesgo de desbordamiento a raíz de la temporada de lluvias que continúa vigente en algunos municipios de la región.

Entre tanto, los afluentes Chicamocha, Suárez y Fonce fueron declarados con alerta amarilla por el incremento en sus niveles, por lo que Gestión del Riesgo de Santander mantiene la prevención para atender cualquier emergencia que se presente en el departamento.

Ramón Ramírez, director de Gestión del Riesgo en la región, indicó que "las alertas según el Ideam se presentan en seis ríos de Santander algunos con amarilla, otros con naranja pero todos con alerta por la temporada de lluvias".

Se espera que la tercera y cuarta semana de enero las lluvias se agudicen en el departamento de Santander, por lo que la alerta y atención se mantiene sobre algunos puntos críticos.