Cargando contenido



El grave daño que presenta la vía Bucaramanga – Barrancabermeja, en el kilómetro 31, en donde hay un gran deslizamiento de piedra y lodo, fue advertido mucho antes de construirse esa vía, recomendación que no acató Isagen.

Así lo indicó la Sociedad Santandereana de Ingenieros (SSI) a través de un comunicado en el que se explicó de diferentes formas lo que podía suceder si la carretera se construía sobre el coluvión, porque la principal recomendación era construir lejos de ese fenómeno geológico.

Jaime Suárez, ingeniero geotecnista, indicó que en 1964 cuando empezó a construirse la vía a Barrancabermeja, cuyo trazado estaba definido por donde se encuentra actualmente, presentó una serie de fallas e inconvenientes que llevaron al final a desistir al entonces Ministerio de Obras Públicas y se decidió por cambiar el trayecto.

La inestabilidad de la vía a Barrancabermeja se evidencia en cuatro puntos La Leona, Mata de Cacao, Caño Seco y Linderos, en conde se registran coluviones (depósitos de tierra al pie de una pendiente, muy inestables).