Hoy se restablece el comercio en Puerto Santander después de un cierre sorpresivo por los fuertes enfrentamientos entre un grupo de aproximadamente 250 contrabandistas contra la Policía, cuando adelantaban operativos de anti contrabando en la zona de frontera. Los motines dejaron siete personas lesionadas entre uniformados y manifestantes que infortunadamente no podían salir de la zona, porque la vía principal se encontraba bloqueada por la quema de llantas y la instalación de barricadas de los contrabandistas. En medio de los disturbios los manifestantes lanzaron explosivos a las instalaciones de la  alcaldía de Puerto Santander en donde destruyeron varios archivos de la administración municipal y   de varias oficinas de la alcaldía  municipal. Ante lo sucedió el alcalde de Puerto Santander Henry Valero dijo a RCN “quiero de nuevo realizar un llamado al Gobierno Nacional, que no se puede seguir con este tipo de acciones, cuando aún no hay políticas propias que permitan la generación de empleo, cuando un alto porcentaje de la población vive del contrabando”