Las  fuertes lluvias de los últimos días en el sur de Norte de Santander han originado derrumbes  en la vía la Soberanía que comunica a Toledo con Saravena, en el sector conocido como la Cabuya. Igualmente se registran deslizamientos de tierra y roca en los municipios  de Labateca, Pamplona, San Bernardo de Bata, las quebradas de Oro y el Sarare. El alcalde del municipio de Toledo, Jairo Alberto Castellanos, dijo a RCN Radio que “infortunadamente cada vez que llega el invierno quedamos incomunicados con los municipios vecinos, la vía la Soberanía requiere de mucha atención del Gobierno nacional, esperamos que los anuncios del vicepresidente de la República sean una realidad”. Agregó el mandatario que teme por las dificultades que se presentan en materia vial, al igual que por un gran número de familias ubicadas en zona de alto riesgo. “El invierno siempre deja pérdidas económicas por el represamiento de cultivos agrícolas, la falta de carretera no permite que los campesinos evacuen sus cosechas. También en otras localidades del sur del departamento se presenta la misma situación”, puntualizó el alacalde de Toledo, Jairo Alberto Castellanos.