La comunidad denuncia que en tres municipios de Arauca, salen a  participar de las movilizaciones por presiones de grupos armados, quienes los obligan  a unirse al paro agrario y camionero. En los municipios de Saravena, Fortul y Cravonorte, en el departamento de Arauca los comerciantes desde hace ocho días no abren sus locales, el transporte urbano se ha paralizado y no hay clases en escuelas y colegios por presiones de la guerrilla del Eln dijo a RCN una líder comunal  de Saravena. “Los habitantes están en sus casas, porque nadie puede movilizarse para ningún lado, hay temor porque estamos bajo un dominio de grupos guerrilleros en la zona, que obligan a las comunidades a salir a participar de las protestas” dijo la señora Margarita Contreras a RCN. Cerca al río Royota, en el sector de la yuca, a pocos kilómetros de Arauca y en el complejo petrolero de Caricare un grupo de camioneros se han ubicado a protestar, quienes manifiestan que no permitirán la salida, ni ingreso de ningún tipo de vehículo de carga, en protesta al pésimo estado de la carretera, que una vez más se encuentra cerrada por derrumbes constantes en la vía de la soberanía que une a Norte de Santander con Arauca.