Desde el pasado jueves, aproximadamente 5 mil niños de 8 establecimientos educativos de la zona  rural de Cúcuta, no acuden a clases ante la falta de garantías en materia de seguridad para los profesores y alumnos.

 

Pese a las diversas reuniones que se han realizado por parte de las distintas autoridades, el panorama sigue siendo complicado para ejercer la docencia, en una zona en donde convergen distintos grupos armados, así lo dijo a RCN Radio Hugo Cárdenas presidente de Asinort.

“Los corregimientos con mayor índice de inseguridad son San Faustino, Nueva Esperanza, Puerto Nuevo, Puerto León y Banco de Arena, zona golpeada por el desempleo, en donde no solo buscamos presencia de Policía y Ejército, también mayor  inversión que permita a la gente salir de la informalidad”, expresó Cárdenas a RCN.

Así mismo, el líder sindical aseguró que preocupa esta misma situación, que enfrentan Puerto Santander y Villa del Rosario, donde es importante que  se reanuden las clases, para evitar que los menores se conviertan en el cultivo de los grupos irregulares.