Un estudio de la UIS confirmaría lo que aseguró el presidente de Ecopetrol sobre una presión en el pozo que se encontraba inactivo.

Derrame petróleo Santander.
RCN Radio.

La primera evaluación realizada por una comisión de expertos de la Universidad Industrial de Santander (UIS) revela que una sobrepresión en el pozo La Lizama 158 de Barrancabermeja, sería la causa del afloramiento y el vertimiento de crudo.

Nicolás Santos, director de la Escuela de Petróleos de la UIS, indicó que luego de una revisión al pozo y toda la zona anexa, se pudo concluir como primera hipótesis que una posible sobrepresión en el interior del mismo, habría causado este afloramiento de crudo y gas que se ha esparcido por la zona.

Explicó que la acción siguiente a desarrollar es la de buscar la forma de bajar esa presión, por eso ya Ecopetrol confirmó que con equipos provenientes desde Houston, Texas, Estados Unidos, se trabajará en el yacimiento.

Antes de conocerse la evaluación de los expertos de la UIS, se habían conocido dos posibles versiones en torno a lo sucedido en el pozo petrolero.

La primera de ellas, según Ecopetrol, podría ser una microsismicidad que se presentó a comienzos de marzo; la segunda, una posible inyección en el interior del pozo petrolero, la cual descartó Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol.

Con respecto a la sobrepresión, expertos de la UIS consideraron que esa es la razón por la que la emanación se mantuvo durante varios días con fuerza y a una distancia de 500 metros del pozo petrolero, al punto de generar 18 cráteres más.

El vertimiento de crudo ha afectado una amplia zona rural de Barrancabermeja, colindante con San Vicente de Chucurí y Puerto Wilches.

De igual forma, se han afectado fuentes hídricas como el Caño Seco y la quebrada La Lizama, la cual desemboca en el río Sogamoso, al cual ya llegó la mancha de crudo.

La contaminación afectó el ecosistema y ha generado mortandad de peces en las fuentes hídricas.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido