Foto Cortesía Ejército

El atentado contra el oleoducto Caño Limón Coveñas no solamente afectó la flora y fauna de la zona del Catatumbo, sino que igualmente podría perturbar el medio ambiente del occidente venezolano. (Lea también: Emergencia ambiental en zona del Catatumbo por atentado a oleoducto Caño Limón Coveñas) “Pese a la instalación de barreras de protección en el corregimiento de La Gabarra zona rural de Tibú por parte de Ecopetrol, la mancha alcanzaría  hasta el Lago de Maracaibo, aunque hay que esperar un reporte oficial por parte de la empresa petrolera”, dijo Gregorio Angarita director de Corponor. Así mismo dijo que Ecopetrol ya informó a PDVSA en Venezuela sobre lo sucedido, para evitar inconvenientes en caso que el crudo pase a territorio del vecino país. (Le puede interesar: Gobierno no se dejará chantajear por el ELN: vicepresidente Naranjo) [imagewp:400073] Foto Cortesía Ejército Frente a las afectaciones causadas en Norte de Santander, 400 predios de cultivos de yuca, plátano, maíz y cacao se perdieron, igualmente hay diferentes tipos de peces intoxicados, las pérdidas más significativas se registra en los municipios de Tibú, El Tarra y Teorama. “Este daño ambiental es catastrófico, aún no sabemos cuándo nos vamos a recuperar, la magnitud es muy grande y origina cuantiosas pérdidas económicas a la región”, dijo Anelfi Balaguera, director de la Oficina de Gestión del Riesgo de Norte de Santander.