Cargando contenido

Algunos testigos en el barrio Boston de Barrancabermeja dijeron que el fenómeno, que duró entre diez y cinco minutos, parecía un tornado.

En medio de la fuerte sequía y las altas temperaturas en Barrancabermeja, el barrio Boston fue sorprendido por una borrasca que para algunos habitantes parecía un vendaval e incluso algunos llegaron a pensar que se trataba de un tornado.

Uno de los afectados expresó que la temperatura estaba en cerca de 40 grados, de pronto empezó a cambiar y llegaron fuertes vientos que hicieron correr a todos los vecinos, expresó uno de los afectados.

“Esto parecía un tornado, vientos fuertes que fueron levantando las tejas como si nada, hecho que atemorizó a todos los que estábamos en nuestras casas; sin embargo nadie resultó herido”, aseguró.

Lo curioso, dijo, es que no hubo lluvia, solo una reducción de la temperatura y empezaron los fuertes vientos.

“Fue un gran susto, porque los vientos eran cada vez más fuertes y parecía que no iban a parar. Serían cinco o diez minutos, suficientes para generar zozobra”, afirmó.

Personas de otros sectores, distante de donde ocurrió esta emergencia, afirmaron que se han presentado borrascas similares y los vientos se concentran en un área pequeña, pero causan afectación a las viviendas.

De hecho el coordinador de la Oficina de Gestión del Riesgo en Santander, Ramón Ramírez, indicó que por lo menos en 54 municipios se ha declarado la alerta por la sequía que ha originado incendios forestales y desabastecimiento de agua.

Ahora la comunidad del barrio Boston de Barrancabermeja espera que la Alcaldía, a través de la Oficina de Gestión del Riesgo, haga presencia en la zona, con el fin de evaluar y confirmar ayudas ante los daños en tejados que se presentaron en las viviendas del lugar

 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido