2 millones 190 mil caracoles africanos han sido recolectados por el Área Metropolitana de Bucaramanga en menos de dos años, situación que encendió las alarmas entre las autoridades ambientales, puesto que la temporada de lluvias ha aumentado la aparición de moluscos quienes según Gerson Peña, líder del grupo de Fauna Silvestre del Amb necesitan de la humedad para reproducirse y conseguir los alimentos. "Ellos son unos animales que necesitan de la humedad, por eso debido a las lluvias se incrementan porque la humedad les proporciona lo que necesitan para poderse desplazar; si le sumamos a esto que la misma comunidad no hace un uso adecuado de los residuos y las heces fecales hacen que el animal tenga cómo alimentarse".  El funcionario indicó que la autoridad ambiental inició un plan de choque para evitar la proliferación de caracoles africanos, por lo que los ciudadanos deberán alertar ante la aparición de ellos y tomar ciertas recomendaciones. "Lo primero que la gente debe hacer es ubicarlos y disponer de una bolsa o unos guantes látex para cogerlos; luego meterlos en un recipiente con sal y enterrarlos bajo tierra o con sal o con cal".  La más reciente recolección de caracoles africanos se hizo en inmediaciones del Colegio José Celestino Mutis en donde se recogieron 15 kilos.