Cargando contenido

Colfecar manifiesta que  de continuar el cierre fronterizo empeora el panorama económico de 420  transportadores de Venezuela y Colombia que no han podido seguir laborando.



Desde hace dos meses cuando el gobierno del  vecino país, decidió cerrar la frontera 200 gandolas de placa venezolana  se quedaron en el Estado Táchira, cuyos propietarios son colombianos no han podido  ingresar a recuperar sus respectivos vehículos.

Igualmente otros 220 camiones se encuentran represados en territorio colombiano quienes no alcanzaron a pasar, cuando se activó por dos días el corredor humanitario para el transporte de carga, dijo Leonardo Méndez representante de Colfecar en  Norte de Santander.

RCN Noticias conoció que el gobierno Venezolano estudia la posibilidad de permitir por los dos puentes internacionales la movilización de vehículos de carga durante cuatro horas a partir de la próxima semana,  al parecer ante los graves problemas de desabastecimiento de alimentos que enfrenta el vecino país.

A esta parálisis se suma la escasez de  combustible para la movilización de los vehículos de carga que transporta directamente carbón y palma hacia el interior del país.