El secretario de Gobierno de Cúcuta, Óscar Gerardino, reportó en RCN Radio que se cumplió el desalojo de los más de 100 venezolanos que estaban apostados en el polideportivo del barrio Sevilla de la capital de Norte de Santander.

El funcionario indicó que estas personas están siendo trasladadas en autobuses al puente fronterizo Simón Bolívar, para que Migración Colombia evalúe su situación migratoria.

Dijo que estos venezolanos habían invadido el espacio público e incluso algunos han venido adelantando labores de venta de productos para su subsistencia.

"El compromiso con la comunidad del barrio y zonas aledañas era entregarles este escenario deportivo para que se disfrute de estos espacios y por eso se planeó el traslado de los ciudadanos venezolanos hacia el Puente Simón Bolívar, donde autoridades como Migración Colombia revisará si son legales o no", explicó Gerardino.

El funcionario afirmó que "está descartado el tema del albergue para estos ciudadanos, los que son colombianos que han vivido mucho tiempo en Venezuela, pues tienen apoyo de la Cancillería para trasladarlos hacia otras ciudades o para continuar su tránsito y a los irregulares se les definirá su situación por parte de Migración Colombia, y si tienen que ser expulsadas, lo serán".

(Habitantes de barrio en Cúcuta piden desalojo de comunidad venezolana que se tomó el sector)


Sostuvo que buena parte de los venezolanos que visitan el país o se quedan en Cúcuta, llegan de noche o a lo largo del día, "muchos de ellos venden sus productos y luego se devuelven pero algunos se quedan en las calles".

Reportó que los tenderos se han quejado porque los venezolanos están ejerciendo la venta de productos en la calle y les están quitando clientes.

Indicó que hace algunas semanas el número de venezolanos que estaban ocupando el coliseo del barrio Sevilla, ascendía a 600, pero ahora esta cifra se ha reducido a cerca de 100, los cuáles están siendo trasladados hacia la frontera común.

El funcionario dijo que los vecinos de la zona habían denunciado casos de inseguridad e insalubridad, en esta población apostada en el polideportivo.

Protestas


El presidente de la junta de acción comunal del barrio Sevilla en Cúcuta, Manuel Contreras, aseguró nuevas manifestaciones y vías de hecho por parte de los habitantes de esa comunidad si las autoridades no desalojan un grupo de al menos 600 venezolanos que desde hace varios meses se tomaron un sector de ese popular barrio en cercanía de la zona de frontera con el vecino país.

En entrevista con RCN Radio, el líder comunal indicó que ese grupo de migrantes ha utilizado la zona para improvisar viviendas, además de la venta de estupefacientes y todo tipo de actos delincuenciales, atentando contras los mismos habitantes de esa comunidad.

“Entendemos que hay gente buena en el parque y el polideportivo, pero también hay gente dañada que atraca a los ciudadanos que pasaban por ahí y les sacaban cuchillo”, dijo.