Para algunos gremios se está reubicando el problema de las ventas ambulantes.

Vendedores
RCN Radio

La decisión de la Alcaldía de reubicar a un grupo de vendedores ambulantes a dos parques y una plazoleta de Bucarmanga, ha generado descontento.

Alba Azucena Navarro, secretaria del Interior, sostuvo que después de varias reuniones con un grupo de vendedores informales se acordó con ellos reubicarlos en los parques Centenario, Antonia Santos y la plazoleta de la Avenida Quebrada Seca con carrera 15.

Explicó además que la caracterización empezó desde hace cuatro meses, y que los vendedores están totalmente enterados, por lo que no se trata de una imposición.

Sobre esta propuesta, el presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, Juan Camilo Beltrán aseguró que hay que “meterle mano” a la ocupación del espacio público. Sin embargo, cuestionó que los parques Antonia Santos y Centenario, así como la plazoleta de la Avenida Quebrada que son espacios públicos, y lo que se está haciendo es trasladar el problema de un sitio a otro. “Si se trata de una propuesta de carácter permanente, la ciudad está retrocediendo por lo menos 30 años”, dijo Beltrán .

En ese punto coincidió el presidente del Comité de Gremios de Santander y director Ejecutivo de Fenalco, Alejandro Almeyda, quien señaló que esas experiencias de reubicación de vendedores ambulantes no han dado resultados en la ciudad.

Alejandro Almeyda insistió en que esto es un retroceso para la ciudad, porque el espacio público es de todos los ciudadanos y no puede ser usufructuado por un particular formal o informal.

Al respecto, el abogado constitucionalista, Rubén Darío Bravo, indicó que le queda mal a un administrador (Alcalde), que pretenda recuperar el espacio público ocupando otros sitios como este caso  parques de la ciudad.

“Se podría estar incurriendo en faltas penales o disciplinarias, porque el espacio público es inalienable e inembargable y no se puede ceder”, puntualizó.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido