Cargando contenido

El hombre al parecer golpeó sin querer un enjambre, mientras se encontraba trabajando.

Pequeña afectación de producción de miel
RCN Radio

Mientras adelantaba labores propias del agro, un hombre de 76 años de edad fue atacado por un enjambre de abejas en la vereda El Común, zona rural del municipio de Curití, Santander. El labriego murió tras el ataque, luego de ser trasladado al hospital del municipio.

En un reporte entregado por la dirección del Hospital local de Curití, se informó que el campesino llegó sin signos vitales, pese a que fue atendido de inmediato por personal médico.

Al campesino se le practicó el proceso de reanimación pero no fue posible mantenerlo con vida, debido a la cantidad de picaduras de abejas.

“El hombre al parecer era alérgico a la picadura de abeja. Se le cerraron las vías aéreas, lo que produce la obstrucción del oxígeno y esto a su vez produce su deceso, sumado a las complicaciones que tenía en el corazón, pese a la labor médica, presentaba muchas  picaduras en el rostro, cuello y brazos”, agregó la entidad.

Le puede interesar: Cinco muertos y más de 560 familias damnificadas deja el invierno en el país

El hecho generó la alerta en el personal médico del Hospital y por eso recomendaron a los habitantes del sector rural, que  cuando se realicen labores en el campo, lleven consigo la protección respectiva.

“Es importante que los habitantes trabajen con los implementos necesarios para cubrir su cara, cuello y brazos, sobre todo cuando de laborar en el campo se trata, porque no se sabe con qué animal se pueden encontrar y las complicaciones que puedan tener”, añadió el personal médico.

En esta misma zona otra persona resultó con picadura de abejas; sin embargo, por la menor cantidad de picaduras fue tratado a tiempo se logró salvar su vida.

 

Fuente

sistema integrado de información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido