Cargando contenido

La rama de un árbol acabó con la vida del joven militar de 18 años.

Refencia militar.
Imagen de ilustración
Foto: Colprensa

Dos soldados que se resguardaban de un temporal, en zona rural del municipio de Chima, Santander, resultaron gravemente heridos al ser golpeados por la rama de un árbol, durante la tormenta que cayó en esta sección del país.

Debido al impacto, ambos uniformados fueron trasladados al Hospital del municipio de El Socorro, en donde desafortunadamente Edwin Niño Hernández, de 18 años de edad, perdió la vida.

Sergio González, alcalde de Chima, manifestó que aunque los paramédicos trataron de reanimar al soldado profesional, éste no resistió el impacto de la rama y falleció en el centro asistencial.

Lea además: Ecopetrol denuncia sabotaje a 42 pozos petroleros en Barrancabermeja

“Hubo una fuerte lluvia, eso fue casi imposible llegar al sitio, la ambulancia llegó y trataron de reanimarlo, de hecho le pusieron oxígeno y los trasladaron al Hospital Manuela Beltrán de El Socorro, pero no fue suficiente porque allí murió”, dijo el mandatario de esta región.

En cuanto al otro soldado que resultó herido, se conoció que responde al nombre de José Quiroga de 20 años de edad, quien se recupera del suceso, ocasionado en medio de la lluvia intensa que ha venido cayendo, de acuerdo a la temporada de lluvias de esta éoca del año en el país. 

Le puede interesar: Derrumbe tiene incomunicadas a más de 50 familias de Bolívar (Santander)

“Desafortunadamente uno murió, pero su compañero sobrevivió al hecho y recibe atención médica. Lo que pasó es que llovió muy duro y según me informan ellos se estaban resguardando del aguacero, cuando la rama del árbol se desprendió”, agregó Sergio González, alcalde del municipio de Chima en Santander.

El Ejército Nacional lamentó el suceso que cobró la vida de uno de sus profesionales y dejó con serias lesiones a otro militar de las Tropas del Batallón Galán en Santander.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido