Cargando contenido

En Sabana de Torres hay graves daños en cultivos de arroz y palma de aceite, además de 30 familias afectadas.

Seis municipios fueron declarados en alerta naranja.
Foto: suministrada Domingo Navarro / RCN Radio.

Las autoridades declararon la alerta roja en la población de Cimitarra ante el desbordamiento del río Carare, en el corregimiento Puerto Araújo, en el departamento de Santander. Por cuenta de esta situación, hay por lo menos tres mil personas afectadas con la inundación de sus viviendas.

De acuerdo con el reporte presentado por Eduardo Beltrán, coordinador del colegio Integrado San José, por el momento fueron suspendidas las clases debido a la inundación que se presenta en esta institución educativa.

En el centro de la región hay cinco barrios inundados, en donde resultaron afectadas unas tres mil personas, que tienen todo bajo el agua. Según las autoridades, en la parte rural del municipio hay pérdida de cultivos de maíz, papaya y plátano, por cuenta de las fuertes inundaciones.

Lea tambiénAutoridades evalúan reemplazo del relleno sanitario El Carrasco de Bucaramanga

En el punto conocido como El Valiente también se presentaron afectaciones por el desbordamiento del río Horta, el cual arrasó con varias hectáreas de cultivo de yuca y plátano, sostuvo el director de Gestión del Riesgo en Santander, Ramón Ramírez.

El funcionario indicó que se han reportado afectaciones en el corregimiento Puente Sogamoso, del municipio de Puerto Wilches, por el desbordamiento del río Sogamoso.

Mientras tanto en Sabana de Torres hay graves daños en cultivos de  arroz y palma de aceite, además de 30 familias afectadas. El funcionario explicó que en Matanza, San Vicente de Chucurí y Cerrito se presentaron deslizamientos en varias vías, lo que obligó al traslado de maquinaria para rehabilitar los ejes viales.

Puede consultarAutoridades desmienten presencia de grupos armados en Santurbán

En el resto del departamento, expresó Ramírez, se mantiene la alerta amarilla por el incremento de las lluvias.

Y aunque en Bucaramanga no se han presentado emergencias por las lluvias, se mantiene la alerta por el incremento de los caudales de los ríos Tona, Cáchira y de Oro, aseguró el director de Gestión del Riesgo en la ciudad, Luis Ernesto Ortega.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido