El hecho de intolerancia ocurrió en el parque García Rovira de Bucaramanga en donde viven más de 100 venezolanos en carpas y colchonetas.

Según el reporte de las autoridades, José Manuel Alarcón quien diariamente arriba al sitio para colaborar con la entrega de refrigerios para los venezolanos, fue agredido con un arma cortopunzante en su cuello por un joven de 20 años de edad proveniente del vecino país.

Aunque las causas del ataque son materia de investigación, algunos testigos aseguraron que el hombre se enfureció al parecer porque se negaron a entregarle otro refrigerio puesto que aún hacían falta otras personas por recibir la alimentación.

El mayor Edwing Pineda, oficial de la guarnición de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, indicó que la víctima terminó con una herida abierta en su cuello y permanece bajo recuperación en el Hospital Universitario de Santander.

"El venezolano asegura que se generó una riña por unos malos tratos por lo que una patrulla llegó al lugar a atender la situación, allí se encuentra en flagrancia al hombre que había agredido al colaborador que iba al parque a ordenar las filas y demás para la alimentación de las personas", agregó el oficial.

El joven de 20 años de edad de nacionalidad venezolana fue capturado y dejado a disposición de las autoridades para determinar qué pasará tras atacar al bumangués en el parque García Rovira.