Con banderas, gorras y camisetas que llevaban estampada la tricolor venezolana, los residentes del vecino país madrugaron en Bucaramanga a participar de la consulta que promueve la oposición, con el fin de manifestar su posición frente al proceso de una constituyente y de un Gobierno de transición promovido por el chavismo.

Las urnas se abrieron desde las 6 de la mañana y con la presencia de cinco observadores internacionales se cumple este proceso democrático en el que los venezolanos una vez más rechazaron las políticas de Nicolás Maduro, las cuales han llevado a su país a una grave crisis social y económica.

Alba Pererira vocera de la colonia de venezolanos en Santander, indicó que para adelantar esta consulta se realizaron actividades y muchos aportaron dinero, con el fin de sacar adelante este proceso democrático.

Aseguró que el proceso no es simbólico, porque toda la información se recogerá y enviará al centro de cómputo en Venezuela, porque cuenta con todas las garantías.

“Y aunque el Gobierno de Nicolás Madura no lo acepte esta consulta es válida, porque se hace con base en la Constitución Política de 1999, la meta es 10 millones de personas que voten por el sí, para que todo cambie”, puntualizó.