Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Víctimas aún siguen esperando por la reparación después de muchos años

18 años han pasado desde cuando ocurrió la masacre de Playón Orozco, en el departamento del Magdalena, sin que hasta el momento las víctimas hayan sido objeto de reparación.

Este gran cartel fue hecho en honor a las víctimas. Niños y grandes inscribieron mensajes alusivos a la paz. Foto: Nelson Cipagauta / RCN Radio.



18 años han pasado desde cuando ocurrió la masacre de Playón Orozco, en el departamento del Magdalena, sin que hasta el momento las víctimas hayan sido objeto de reparación.

"En ese entonces un grupo paramilitar incursionó en la celebración de bautizos colectivos y asesinó a un total de 33 personas fueron asesinadas y la mayoría descuartizadas. El pueblo fue destruido y toda la población desplazada", recordó Dionilda Arévalo, una de las víctimas, quien sostuvo que aún no se sabe la verdad y el Gobierno poco ha hecho para repararlas.

“El 9 de enero de 1999 se cometió este hecho y por eso hoy le pedimos al Gobierno Nacional la reparación colectiva, indemnización a las víctimas y queremos la verdad de los desaparecidos y sobre todo queremos la paz”, dijo.

Como éste son muchos los casos que se evidencian en Santander de personas que llegan de otras regiones, buscando un mejor futuro.

Al respecto, Luz Marina Pinto, integrante de Enfoque Mujer de la Mesa Departamental de Víctimas se unió al reclamo, insistiendo que no cuentan con ayudas, pese a que se anuncian millonarias inversiones.

La directora de la Unidad de Víctimas en Santander, Juanita Ibañez, sostuvo que Santander se convirtió en un departamento receptor de personas que han sido desplazadas por la violencia y con ellas se vienen adelantando programas para poder repararlas. En total son 250 mil víctimas las que hay en esta región.

Dentro de la conmemoración al Día de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas del Conflicto armado en Santander se hizo un gran cartel con mensajes a las personas que han sufrido con la violencia.