Cargando contenido

El atentado en el que murió el menor iba dirigido a un reportero en Cúcuta.

Acción violenta en Norte de Santander
Foto de Archivo

Durante las últimas 24 horas, el departamento de Norte de Santander vivió una de las jornadas más violentas de este año. En Cúcutaun menor fue asesinado en medio de un atentado que iba dirigido a un reportero.

Mientras tanto, se reporta que en zona de frontera tres personas fueron decapitadas y en Ocaña atacaron una patrulla de la Policía.

El joven de 17 años murió en la noche de este martes mientras transitaba cerca a la zona donde ocurrió un ataque violento contra el director de un programa informativo, conocido como 'Charles Castro'.

El ataque ocurrió en momentos en que ingresaba a su vivienda, en el barrio Motilones. El vehículo en el que se movilizaba recibió cinco disparos de arma de fuego, del que salió ileso.

Le puede interesar: Personal de inteligencia fue atacado con ráfagas de fusil al parecer por Eln.

El coronel José Luis Palomino, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, dijo a RCN Radio que “se desconocen los autores del atentado registrado contra el señor Charles, quien no ha sido víctima de amenazas de muerte. Pero se ofrece un pago de recompensa de diez millones de pesos para quienes brinden información oportuna”.

Entre tanto, en Ocaña se registró una nueva acción violenta cuando personal de inteligencia de la Policía patrullaba cerca de las instalaciones de la Fiscalía, ubicada en el barrio Buenos Aires. Allí fueron sorprendidos por ráfagas de fusil; no hubo ni heridos ni víctimas.

Además durante este martes, un caso macabro se produjo en la zona de frontera en donde las autoridades venezolanas detectaron tres cabezas humanas, que eran movilizadas en un costal por una de las trochas ilegales que unen al vecino país con Colombia.

Las cinco personas capturadas estarían vinculadas con la banda delincuencial de 'La Línea', dirigida por colombianos que cuenta con la participación de venezolanos, quienes son responsables de extorsiones, secuestros, desapariciones forzadas y homicidios selectivos en Cúcuta, Villa del Rosario, Ureña y San Antonio.

En contexto: Autoridades del vecino país capturaron a cinco hombres que se movilizaban con varias cabezas humanas.

Wilfredo Cañizares, coordinador de la Fundación Progresar dijo que “en los dos últimos meses se han registrado siete casos macabros en los municipios fronterizos. Según nuestras investigaciones, se trata de ajustes de cuentas entre las mismas bandas delincuenciales que buscan el control de la zona, en materia de contrabando y narcotráfico”.

Según Cañizares, la presencia de otras grupos armados como los Gaitanistas, los Rastrojos, La Línea, ELN y otras organizaciones atentan contra la tranquilidad y seguridad de la población de la zona de frontera.

Esto ha generado el incremento de desapariciones, extorsiones y secuestros exprés. En estos casos las víctimas son empresarios, comerciantes o personas que llegan a la frontera a realizar negocios y desconoce el lugar en el que se movilizan.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido