Cargando contenido

Rodolfo Hernández, mandatario de Bucaramanga, dice que le tendieron una trampa antes del altercado.

Rodolfo Hernández, alcalde de Bucaramanga
Rodolfo Hernández, alcalde de Bucaramanga
Foto tomada de un video

Rodolfo Hernández, alcalde de Bucaramanga, protagonizó un fuerte altercado con el concejal John Claros.

Hernández, después de una acalorada discusión, le dio un manotazo a Claros. Sin embargo, al poco tiempo de lo ocurrido el mandatario sufrió una descompensación y tuvo que ser remitido a un centro asistencia. Además, fue incapacitado por dos días.

El alcalde habló al respecto en 'Voces RCN', y aunque pidió disculpas por lo sucedido, aseguró que le habían tendido una trampa.

"Simplemente me hicieron una trampa: llegó con grabadora, llegó con video. Como yo no ando prevenido con nadie, pues a mí no me interesaba que grabara o no", dijo Hernández.

"Yo sé que hice mal. Yo sé que tenía que guardar una compostura. Y esta es la oportunidad de pedirles excusas al concejal, a los concejales, a la ciudadanía de Bucaramanga y a los colombianos que algún interés tienen en este episodio", agregó.

Sin embargo, el alcalde aseguró que desde el primer día de mandato ha tenido que enfrentarse en el Concejo de Bucaramanga.

"Esto es una mafia que está incrustada en el Estado, y no solamente en Bucaramanga, que tiene cooptados a todos los organismos de control", dijo Hernández a 'Voces RCN'.

El alcalde, además, se refirió al lenguaje que ha usado en las discusiones, pues no es la primera vez que tiene roces.  Por ejemplo, a final de octubre le dijo 'lavaperros' a un veedor que le estaba reclamando por talar un árbol.

"Si yo me pongo a hablar como un embajador, pues me ponen de gorra. Eso es una mafia y la mafia no se puede tratar con vocabulario de embajador", aseguró.

Asimismo, aclaró la clase de golpe que, según él, le dio al concejal: "Yo no le pegué una trompada, le pegué un coscorrón".

"Él me estaba diciendo a mí que mi hijo y mi mujer eran unos hijueputas. Entonces, ¿cómo yo puedo reaccionar diferente?", indicó.

El alcalde puso el hipotético caso de que alguien fuera a su casa a ofenderlos a él y a sus hijos: "Pues tengo que sacarlo a coscorrones y empujones".

Por su parte, Claros aseguró, también en 'Voces RCN', que el altercado no sucedió en la casa del alcalde, sino en una oficina ubicada al lado del despacho de Hernández.

Asimismo, afirmó que los concejales suelen llevar cámaras para grabar los encuentros políticos y subir los videos de estos a redes, de manera que negó que todo se tratara de una trampa contra el mandatario.

Según Claros, a Hernández le molestó que le preguntaran que si era socio de una empresa del excongresista Fredy Anaya, y que si su hijo hacía parte de la junta directiva de la compañía.

"Empezó a insultarme con epítetos de grueso calibre, y seguidamente me manda un manazo, una trompada, que me desestabilizó", dijo el concejal a 'Voces RCN'.

Claros explicó que hizo esa pregunta por supuestas relaciones del alcalde con la politiquería: "Es bien sabido aquí en Bucaramanga que (Hernández), hasta hace cinco años, antes de ser alcalde cohonestaba con la politiquería, se sentaba con ellos a manteles".

El concejal anunció que denunciará a Hernández ante la Fiscalía y la Procuraduría.

Audio

Yo no le pegué una trompada al concejal, sino un coscorrón: alcalde de Bucaramanga

0:27 5:25
Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido