Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Santos busca ante UE apoyo para escenario de posconflicto

El presidente Juan Manuel Santos prevé pedir hoy apoyos para una eventual etapa sin conflicto armado en Colombia en diversas reuniones con los principales responsables de la Unión Europea (UE), entre los que no se incluirá el nuevo presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker.

Santos inició el lunes en Madrid y continúa hoy en Bruselas una gira que le llevará a un total de seis capitales europeas para explicar la forma en que se implementará una etapa de posconflicto en su país si se firma la paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la principal guerrilla local.

Su objetivo es obtener un respaldo internacional tanto político como económico para afrontar los retos que se presenten en ese periodo.

Como parte de su visita oficial a Bélgica Santos se reunirá el martes por la mañana con el rey Felipe de Bélgica y con el primer ministro del país, Charles Michel.

En el marco de las instituciones de la UE, el mandatario colombiano almorzará con el presidente del Consejo Europeo, el belga Herman Van Rompuy, y conversará con la alta representante de la Política Exterior y Política de Seguridad de la UE y vicepresidenta de la Comisión Europea, la italiana Federica Mogherini.

Por la tarde, Santos se entrevistará con el presidente del Parlamento Europeo, el alemán Martin Schulz, y participará en una sesión de la Comisión de Exteriores de la Eurocámara, ampliada con las delegaciones para América Latina y la Comunidad Andina.

En la agenda de Santos en Bruselas faltará una reunión con el presidente de la Comisión Europea, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, quien tomó posesión del cargo el 1 de noviembre, según confirmaron a Efe fuentes comunitarias.

Las negociaciones entre el Gobierno colombiano y las FARC, que se celebran desde noviembre de 2012, han servido ya para alcanzar preacuerdos en tres de los cinco puntos de los que consta la agenda, que según las previsiones más optimistas podría estar concluida a finales de 2015.

Ante la posibilidad de lograr un acuerdo definitivo, el Gobierno de Santos ha decidido buscar apoyos políticos pero también económicos.

Según cálculos de la Comisión de Paz del Senado colombiano, son necesarios al menos 90 billones de pesos (unos 45.000 millones de dólares o 35.000 millones de euros) que ayuden a financiar las inversiones que se precisarán para implementar los acuerdos.

La UE ha reiterado en diversas ocasiones que está dispuesta a ayudar económicamente a Colombia si se establece la paz en el país, y para ello contempla incluso la posibilidad de crear un fondo fiduciario especial al que se podrán sumar países extracomunitarios.

Tras Madrid y Bruselas, Santos visitará Berlín, Lisboa, París y Londres.