Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Santos endurece posición frente al paro camionero que completó 38 días

Reunión de seguimiento que el Presidente Santos y varios de sus ministros hicieron a la situación del sector transporte / Foto: Presidencia



El presidente de la República, Juan Manuel Santos, advirtió que no permitirá que los intereses particulares de unos pocos impidan llegar a soluciones reales para levantar el paro camionero y explicó las medidas adoptadas para enfrentar la protesta que ya cumple 38 días.

Entre las medidas para enfrentar la protesta de transportadores, Santos destacó la de duplicar a 50 mil el número de efectivos de la fuerza pública en las carreteras para acompañar a las empresas que se quieran movilizar en caravanas de seguridad.

"Duplicaremos la presencia de la fuerza pública en las carreteras con 50 mil hombres para acompañar las caravanas de los transportadores que quieran trabajar", aseguró el mandatario.

De igual forma se refirió al alza en los costos de los alimentos que ya comienzan a escasear en las regiones y aseguró que no permitirá que suban los precios por el paro.

"Que suban un 10% los precios de la canasta familiar no lo podemos permitir", manifestó Santos al tiempo que expresó que "derechos como la seguridad alimentaria, seguridad personal y al trabajo no se pueden vulnerar".

En cuanto al sistema de chatarrizacion, uno de los puntos que mantienen frenado el avance de los diálogos, el presidente dijo que "es inaceptable que para levantar el paro se mantenga un sistema de chatarrización que es foco de corrupción".

Agregó que "la Fiscalía procederá contra la corrupción del sistema de chatarrización que se volvió un negocio personal".

El mandatario de los colombianos hizo un llamado a los transportadores a no continuar las vías de hecho ya que "Las amenazas y los atentados contra las personas no pueden ser expresiones de protestas aceptables".

Destacó que el Gobierno ha "puesto buenas y generosas soluciones" para los transportadores quienes, sin embargo, han rechazado las propuestas.

Santos expresó que "promovemos el diálogo social" y que aunque el gremio tiene derecho a la protesta "esta va en contravía al derecho de los colombianos".

Otra de las medidas que el presidente destacó fue la inmovilización de los vehículos que obstruyan el paso en las vías, al igual que la suspensión de licencias de quienes intenten alterar el orden público.

“He decidido inmovilizar e incautar los vehículos que impidan la movilización en las vías y cancelar la licencia a los conductores que participen en estos bloqueos, cancelar la licencia de operación a propietarios y empresas e imponer multas hasta por 480 millones de pesos y cancelar las matriculas de los vehículos que se presten para vías de hecho”, explicó el jefe de Estado.

Agregó que para evitar desabastecimiento por inmovilización de camiones “habilitaremos vehículos particulares para transportar cargas”.

El presidente afirmó que se debe proteger el interés general sobre el particular, y dijo que la protesta de los camioneros se desvirtuó, por lo que no está defendiendo los derechos del gremio, sino de unos pocos.

"La posición de estas personas en la mesa no busca defender los intereses de los pequeños transportadores y no protege el derecho a un trabajo decente de los conductores, a quienes -según los mismos conductores- no se les pagan sus prestaciones", dijo Santos.

Por último destacó que "nuestra voluntad de lograr acuerdos requiere que acaben las vías de hecho y las amenazas de muerte".