Foto: Ingimage



A partir del 15 de julio de 2018 todos los procesos para los contratos de obras públicas deberán contar con los pliegos tipo, los cuales garantizarán una mayor transparencia en la selección de las empresas encargadas de realizar un proyecto de infraestructura a nivel nacional.

El presidente Juan Manuel Santos promulgó la modificación de la ley de Contratación Pública, en la cual se incluye que el “Gobierno adoptará documentos tipo para los pliegos de condiciones” durante todo el proceso de selección y contratación de las empresas que se postulen a realizar alguna obra pública.

Esto quiere decir que las entidades nacionales serán las encargadas de dictar los parámetros que deberán seguir las empresas a la hora de realizar una obra y no hacerlo a su medida como se venía haciendo.

Es por esto que con esta ley se espera que durante los procesos licitatorios se postulen más empresas, ya que se presentarán desde el principio las reglas que deberán seguir, evitando los contratos amañados.

Sin embargo, esta ley regirá a partir de mitad de año, ya que primero el Gobierno deberá expedir la correspondiente reglamentación, en un plazo máximo de seis meses.